El fin del mundo

Viene del lunes 15/02/21

Entré en la casa por una de las puertas traseras, después de dar a Megan la contraseña que habíamos acordado hacía ya tiempo. Esperábamos que nunca fuera necesaria, sobre todo por la soledad que hacía ya muchos meses nos rodeaba. Una vez dentro, dejamos a los niños en la habitación del sótano que construí para situaciones de emergencia. Aún no podíamos saber si aquello era una de esas situaciones, pero era mejor estar preparados para cualquier cosa. Megan y yo nos colocamos delante de las cuatro pantallas de vigilancia para intentar averiguar qué era aquel reflejo de luz que minutos antes había visto entre los árboles que rodeaban la alambrada.
-¿Estás seguro de haber visto algo? -preguntó Megan sin dejar de mirar hacia las pantallas.
-Estoy muy seguro, cariño. Era como cuando te dan las luces largas de un coche para avisarte de algo -respondí.
De pronto, Megan colocó un dedo en el frío cristal de una de las pantallas.
-¡Ahí, ahí! -gritó.
No podíamos creer lo que estábamos viendo. Era un coche, un todoterreno de color oscuro estaba justo delante de la verja de entrada. Un hombre bajó de él, miró a ambos lados con sus brazos apoyados en su cintura y volvió a subir al coche. Megan y yo mirábamos con los ojos desencajados, sin pestañear…
-¡Hay que avisarle! ¡Hay que decirle que estamos aquí! -gritó de nuevo Megan.
-¡No, Megan, no podemos hacer eso! No sabemos con que intenciones viene. Cariño, llevamos mucho tiempo sin ver a nadie, me parece extraño que, después de tantos meses, aparezca alguien así, de la nada -traté de convencerla de que no era buena idea el recibir con los brazos abiertos a alguien sin saber el porqué de su repentina aparición.
-¡Por eso mismo, Ben, porque hace mucho tiempo que no sabemos de nadie! ¡Puede necesitar ayuda!
Megan levantó su mano para apretar el botón que abría la puerta exterior pero, antes que llegara a él, la agarré del brazo para que no lo hiciera.
-¿Estás segura? -le pregunté.
-¡Claro que estoy segura! Si fuésemos nosotros , ¿no te gustaría que alguien te ofreciera su ayuda?
Deje que pulsara el botón. La puerta se abrió lentamente.

Continuará

5 comentarios en “El fin del mundo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s