Reseñas 6

LA LEYENDA DE LA PEREGRINA – CARMEN POSADAS

NUESTRA OPINIÓN …

Seguro que en alguna ocasión habéis escuchado la expresión «¡¡ayyy!!, si las piedras hablaran» o «si estas paredes hablaran, qué no habrán visto«, pero no cabe duda de que también se podría aplicar a los objetos y que, por supuesto, se podría aplicar a una joya como La Peregrina. ¡Qué será lo que no que haya visto, oído, vivido! y ¡cuantas cosas podría contarnos!.

¿Qué secretos habrá conocido? ¿Cuáles nos ocultará? Lo que está claro es de que, por aquellos a quienes pertenecido,  ha sido testigo de excepción de muchos de los sucesos más importantes de la Historia. De eso trata La leyenda de la Peregrina.

Carmen Posadas en La Leyenda de la Peregrina recorre casi 500 años de Historia a través de esta valiosísima joya, desde que allá por 1579 un esclavo la extrajera de las aguas del mar Caribe hasta que se perdió su pista tras ser subastada en 2011, y adquirida por un comprador anónimo por nueve millones de euros.

La autora realiza un paseo por la Historia a través de quienes la poseyeron o la tuvieron cerca, reconstruyendo las pasiones, grandezas y miserias de la condición humana.

Podríamos decir que cada capítulo de La leyenda de La Peregrina es una pequeña novela en sí misma, ya que nos vamos a encontrar una serie de relatos históricos que tienen como hilo conductor La Peregrina, una perla de rara belleza y gran tamaño y valor, que llegó a manos de Felipe II después de que un esclavo la extranjera del mar y lograra así su libertad.

Una perla que ha ido pasando por manos de reyes, reinas, personajes notables, aventureras, espías, etc. hasta su última propietaria conocida, la actriz Elisabeth Taylor, un regalo de su marido Richard Barton que se hizo con ella en una subasta en Nueva York. Una subasta en la que también participó un miembro de la Familia Real Española, esperando poder recuperarla para el joyero de la corona y, además, tapar un engaño más de Alfonso XIII a la reina Victoria Eugenia.

Carmen Posadas traslada con destreza a las páginas de esta novela la que ha tenido que ser una gran labor de documentación, contándonos esa intrahistoria que a muchos lectores de novela histórica tanto nos llama la atención y nos gusta. Esa parte más humana del relato, y lo hace de manera muy amena y entretenida, y en la que incluye múltiples anécdotas.

Me ha gustado la forma en la que la autora, en estas pequeñas historias que componen los capítulos, mezcla episodios y personajes reales con otros de ficción, siempre dando voz a secundarios que serán los que nos narren lo que acontece en cada momento, y como a través de este crisol de figuras, refleja las costumbres, el modo de hablar, de vestir, cómo y lo que se vivía en cada época.

Siempre es una delicia leer a Carmen Posadas, siempre nos brinda lecturas muy agradables, novelas muy bien escritas, con un lenguaje elegante muy cuidadas. No es la primera novela que leemos de esta autora ni será la última y, además, en sus novelas históricas siempre tiene cosas interesantes que contarnos. Volveremos a encontrarnos con ella en su próxima novela.